¿Están las líneas separando intencionalmente a las familias con tal de que los pasajeros paguen extra por elegir sus asientos?

Si alguna vez has viajado con tu familia o un grupo de amigos y al embarcar has notado que todos tienen un asiento diferente, puede que haya sido un acto intencional de la línea aérea para que alguno de los pasajeros decidiese pagar el costo de elegir su asiento.

 

La cantidad de dinero que los viajeros desembolsan anualmente, con tal de ir a la par de un amigo o familiar durante el vuelo, asciende ya a una cifra exorbitante. Los resultados de la Autoridad de Aviación Civil del Reino Unido demuestran que, solamente en ese país, los pasajeros pagan alrededor de 500 millones de euros al año para poder escoger su butaca.

Si decides no pagar por dicho servicio, tienes un 20% de probabilidad de que no te asignen un asiento contiguo a tus compañeros de viaje. Si vuelas en una aerolínea  lowcost, la probabilidad asciende a un 33%.

 

Aunque algunos países han aprobado leyes que determinan que los viajeros menores de edad deben ser asignados al lado de uno de los padres o guardianes legales, esto no asegura que familias enteras serán asignadas en la misma fila de asientos.  Para evitar estos problemas te recomendamos lo siguiente:

 

  • Realiza la reserva, o compra de ticket, a través de una agencia de viajes. Normalmente, algunas agencias cuentan con la posibilidad de asignar lugares a sus clientes.
  • Si realizas el check-in  en el mostrador ya en el aeropuerto, dile lo más pronto posible a la persona que te atiende que vuelas con tu familia o grupo de amigos y deseas viajar en asientos adyacentes.
  • Si has realizado el check-in en línea, tan pronto como llegues a la puerta de emabrque comunícale al encargado que viajas en familia y que deseas viajar en asientos contiguos.

 

Esperamos que estas pequeñas recomendaciones te ayuden a solucionar cualquier problema que pueda surgir en el momento de un viaje.