6 razones por las cuales es mejor reclamar tu compensación por un vuelo retrasado o cancelado con un servicio profesional

 


Opiniones de Vuelo-Con-Retraso.es en Trustpilot


 

El procedimiento de reclamar tu compensación no es tan simple y directo como probablemente quisieras. Es necesario tener un conocimiento adecuado de la legislación europea, de los procedimientos permitidos y de los plazos asociados a ellos. Las aerolíneas invitan a los pasajeros a presentar sus reclamos a través de sus sitios web y luego se esconden detrás de excusas y subterfugios para evitar pagar lo que deben a sus pasajeros.

 

De hecho, por eso estamos aquí para ayudarte. En Vuelo-con-Retraso tratamos de hacer que todo el proceso sea lo más sencillo y cómodo posible para los pasajeros. Nos encargamos de todo, desde la redacción de la primera carta hasta la iniciación y tramitación de los procedimientos judiciales. Nos aseguraremos de que la aerolínea no se salga con la suya al no pagarte tu compensación.

 

Reclamar mi indemnización

 

Nuestras bases de datos y nuestra experiencia aumentarán las posibilidades de que se paguen las compensaciones por vuelos retrasados y cancelados y también nos haremos cargo de la correspondencia con la compañía aérea. Los pasajeros pueden sentarse y descansar mientras nosotros trabajaremos incansablemente en segundo plano.

 

Como expertos del sector, también entendemos claramente cómo funciona el proceso de reclamar por cuenta propia y por qué es tan ventajoso reclamar a través de un servicio especializado. Así que, sin más preámbulos, aquí hay 6 de las situaciones más comunes y desagradables en las que los pasajeros pueden encontrarse al reclamar por sí mismos:

 

1. Rechazo indebido de la reclamación debido a circunstancias extraordinarias

 

En la mayoría de los casos, los pasajeros reciben una carta de refutación en la que se indica que la causa original del retraso fue una circunstancia extraordinaria. Eso es todo, sin más información. En tal caso, el pasajero no podrá comprobar ni corroborar la respuesta y se verá privado de la indemnización a la que tiene derecho. Así, además de los daños causados al pasajero por la incompetencia de la compañía aérea, también se burlan del pasajero cuando se le deniega la indemnización por razones inexistentes.

 

Esta situación se debe principalmente a que las aerolíneas están conscientes de que la mayoría de los pasajeros no poseen las herramientas necesarias para corroborar la información que puede determinar si se ha producido una circunstancia extraordinaria o no. Por lo tanto, creen que la mera utilización conjunta de las palabras "extraordinaria" y "circunstancia" les exonerará del pago de una indemnización a sus pasajeros. Muy a menudo, un intercambio prolongado de correos electrónicos es necesario sólo para que la aerolínea aclare a qué tipo de circunstancia extraordinaria se está refiriendo. Por ejemplo: condiciones meteorológicas adversas, restricciones ATC, una amenaza para la seguridad del aeropuerto, disturbios políticos, etc. Si finalmente se recibe una respuesta clara, la mayoría de los pasajeros no tendrán el tiempo o la información necesaria para corroborar el argumento de la aerolínea y renunciarán a su reclamo.

 

Reclamar personalmente compensacion por vuelo retrasado o cancelado

 

2. Ofrecer vales en lugar de compensación financiera

 

Ofrecer vales en lugar de una compensación económica es un viejo truco pero que todavía se cobra muchas víctimas. Cuando un pasajero que ha sufrido un retraso o una cancelación acepta vales, renuncia efectivamente a su derecho a una compensación monetaria, cuyo importe se establece en el Reglamento (CE) nº 261/2004:

 

 

Es fácil aceptar vales de viaje. Incluso pueden tener un valor superior al que correspondería a un pasajero. Sin embargo, sólo pueden utilizarse para viajar con la misma aerolínea y, por supuesto, caducan. Con frecuencia, algunos pasajeros aceptan vales y nunca terminan usándolos.

 

3. Confusión entre restitución y compensación

 

La mayoría de los pasajeros que presentan una reclamación no entienden la diferencia entre el reembolso de su billete y la compensación por su retraso o cancelación. Tampoco están conscientes de las diferentes circunstancias en las que pueden ser reclamados. Un reembolso contempla únicamente el pago del billete original comprado, mientras que la compensación está contemplada para indemnizar a los pasajeros por los perjuicios económicos que les ocasiona la pérdida de tiempo debido a un retraso o cancelación de vuelo. A veces, sin embargo, los pasajeros hacen un uso indebido de los dos términos como sinónimos.

 

El problema con este malentendido es que el pasajero a menudo pide sólo compensación o sólo un reembolso. En muchos casos puede haber un derecho a ambos. Las cancelaciones de vuelos son sólo algunas de las situaciones especiales en las que se pueden solicitar tanto el reembolso como la compensación. Todo ello sin tener en cuenta los costes adicionales que pueden añadirse en la solicitud a la compañía aérea, si se cumplen determinadas condiciones.

 

4. Importe incorrecto de la compensación pagada por la compañía aérea

 

Otro truco que utilizan las compañías aéreas, con el fin de minimizar la cantidad total de dinero que pagan como compensación, es ofrecer cantidades incorrectas. Estas cantidades incorrectas son casi siempre inferiores a las que el pasajero tiene derecho a recibir. Los pasajeros a menudo aceptan la cantidad sin saber que están renunciando a cientos de euros.

 

Compensacion por vuelos retrasados o cancelados cuanto recibo

 

Un servicio como Vuelo-con-Retraso se asegurará de que recibas la cantidad exacta a la cual tienes derecho. También, reclamaremos tu reembolso, cuando corresponda, y los gastos en los que has incurrido debido a los problemas con tu vuelo.

 

5. Asistencia recibida en lugar de indemnización

 

En caso de retraso, cancelación o denegación de embarque, los pasajeros tienen derecho a recibir atención y asistencia aunque el incidente haya sido causado por circunstancias extraordinarias. Se debe ofrecer comida y bebida a los pasajeros, así como la posibilidad de hacer llamadas telefónicas o enviar correos electrónicos. Si es necesario, la compañía aérea debe proporcionar el alojamiento en hotel y el posterior transporte desde y hacia el aeropuerto. Si usted no recibe esta asistencia y se ve obligado a incurrir en dichos gastos, tiene derecho a un reembolso.

 

La asistencia a los pasajeros debe ser adicional y no sustitutiva del reembolso o la compensación en caso de un retraso o cancelación. Sin embargo, la compañía aérea a menudo insinúa que este tipo de disposiciones deben considerarse como una compensación por los daños causados a sus clientes y se siente eximida de la obligación de informar a sus pasajeros sobre sus derechos y, por supuesto, de pagar una compensación.

 

indemnizacion por vuelo cancelado o retrasado

 

6. Sin respuestas

 

La última de las seis razones más comunes por las que se aconseja a los pasajeros que no reclamen por su cuenta, sino que confíen en profesionales, tiene que ver con la absoluta falta de respuesta y consideración por parte de la compañía aérea a la hora de presentar las reclamaciones. Si la queja original se presenta a nombre de un solo pasajero, las posibilidades de que sea ignorada son altas. Si la reclamación se envía en nombre del pasajero, pero con el nombre de una empresa especializada como Green Claim al lado, es difícil que la solicitud sea ignorada puesto que sabrán que el caso puede terminar en una corte.

 

Por lo tanto, cuando se trata de tus derechos, siempre es mejor confiar en personas competentes que sepan cómo ejercerlos, hacerlos cumplir y cómo lidiar con la mala conducta de las compañías aéreas.

 

¿Has sido ya tratado de mala manera por una compañía aérea o se ha retrasado o cancelado su vuelo y no quieres pasar por el molesto proceso de intentar reclamar la compensación a la que puedes tener derecho? Entonces podemos quitarle el trabajo de las manos y nos aseguraremos de que le paguen lo que se le debe. Vuelo-con-Retraso se encargará del resto.

 

Reclamar mi indemnización